Adhesivos y Laminados | Sanwolf

Decorar la oficina con fotomurales

Navidad Publicidad Lima Peru

Desde que alguien comprendió que las oficinas no podían ser un lugar gris, negro y blanco porque sus empleados se sentían encerrados en un mundo monótono, los fotomurales para oficinas se volvieron una respuesta para buscar la tranquilidad y la sana distracción del trabajador, colocándose de moda por su efecto psicológico en las personas. Hogares, cafeterías y restaurantes han dado también un brinco hacia esta tendencia, que no solo da la posibilidad de un cambio artístico y decorativo sin reconstrucciones molestas del espacio, sino que ayuda a que fluyan los ánimos de una manera que nosotros nunca hemos imaginado.

El neüromarketing es una nueva rama de la publicidad que se encarga de estudiar los efectos de los productos en las personas, teniendo en cuenta la forma, el color, olor, y todo tipo de características que se desprenda de éste, dejando a un lado lo que pueda decir el consumidor del producto y prestando más atención a las reacciones cerebrales que se presentan en él al momento de percibir a través de sus sentidos el producto. De esta misma manera, se puede saber que efectos causan los fotomurales en oficinas sobre sus empleados, incluso cuando ellos no lo ven fijamente.

En diseño gráfico, se estudia algo llamado psicología del color, una técnica en la cual, se determina que efectos tienen los tonos en el cerebro del ser humano y su conducta y estados de ánimos. Los fotomurales pueden ser una potente ayuda para mejorar el estado de ánimo de los empleados y finalmente fortalecer el desarrollo de sus actividades y aumentar la producción de la empresa, pero ¿Cómo funciona esto?

Recuerda el tema del neüromarketing y la psicología del color, cuestiones complementarias entre sí. Supongamos que eres un empleado que trabaja de 8 a 12 horas diarias en un cubículo de 4 x 4 metros color gris, lo único que posee un color son tus pequeñas anotaciones y tus lápices, más allá de tu oficina, todo varía entre tonos grises, blancos y negros. Aunque estos tonos claros creen cierta “paz” en la persona, el exceso de todo es malo, y un exceso de paz puede crear depresión o apatía. Si no me crees, busca sobre los índices de suicidios en países donde la paz y la falta de problemas es tan grave, que las personas se aburren de sus vidas.

Los fotomurales de oficina crean una notoria mejoría en la manera en que los colores del entorno que rodea tu empleado afectan su estado de ánimo. Este pequeño y gran detalle al mismo tiempo, genera una “buena vibra”, a la gente le gustan los detalles y colocar un fotomural de, por ejemplo, la selva, puede ser una grandiosa forma de hacer “escapar” a tus empleados de la monotonía provocada por los colores grises, blancos y negros, haciéndolos sentir más animados y productivos.

Fuente: vinilo.info


Compártelo :